Care for you dream

Miguel Galán

Care for you dream

Parte 1: Criterios para la elección de tus coches

 

Swissvax: Miguel, en primer lugar darte las gracias por concedernos esta entrevista personal de "Care for your Drem". Desde cuando y porque empezaste a cuidar tus vehiculos?

Miguel: Desde muy pequeño me gustaba lavar los coches de la familia y no sólo por el hecho de tenerlos limpios sino también por proceso mismo de lavar el coche; era algo que me gustaba hacer y, de paso, me libraba de hacer otras tareas en casa. Así pasé muchos años y así lavé muchos coches.

Sin embargo, cuando en el año 2004 compré mi primer coche dejé de simplemente “lavar” y empecé a “cuidar”. El primer coche que me compré con mi dinero fue un Rover 75 Club en color Royal Blue y con tapicería de cuero beige. Fue entonces cuando comencé a preocuparme por eliminar las marcas de lavado (swirls), por mantener el cuero limpio y nutrido, por proteger la carrocería de las inclemencias meteorológicas…

Con el paso de los años he ido incrementado el nivel de protección de mis coches al mismo nivel que los fabricantes de productos de detallado han ido evolucionando y ampliando su oferta.

 

 

Swissvax: ¿Por qué te has decidido a tener un BMW GT 328 y un Audi A1?

Miguel: La compra del BMW 328i GT fue bastante rápida porque tenía claro lo que buscaba en un coche que usaría sólo para viajes largos, principalmente por autopistas y/o autovías. En primer lugar, quería un coche cómodo y amplio tanto en las plazas delanteras como traseras así como un maletero que fuese amplio, modulable y, sobre todo, fácil de manipular pero que no fuese un “suv”. Por otro lado, buscaba un vehículo con un motor elástico que respondiese bien desde bajas revoluciones y que tuvieses unos desarrollos del cambio tirando a largos. Con estas premisas, mi intención era adquirir un BMW 5 F11 Touring.

Sin embargo, ya en el concesionario, me fijé en el BMW F34 y me gustó tanto el gran portón trasero como el espacio interior que ofrece su carrocería más alta y larga que el BMW 3 F30.

Respecto al bloque mecánico, tampoco tuve muchas dudas. No buscaba un vehículo con una potencia elevada sino uno con el que viajar tranquilamente. En este sentido, contar con un motor que entrega todo su par a sólo 1.250 revoluciones por minuto y que cuenta con un desarrollo final de 59’1 km/h en octava marcha es una garantía de sosiego en carretera. Esto no quiere decir que, a pesar de su tamaño, no sea un coche con el que también me pueda divertir en carreteras de doble sentido de circulación.

La compra del Audi A1 30 TFSI fue un poco diferente. Realmente yo estaba esperando a que se iniciase la comercialización de la segunda generación del Peugeot 208; sabía ya qué modelo quería y con qué equipo opcional. Sin embargo, el vehículo que usaba a diario requirió una reparación importante y decidí cambiarlo

  

Necesitaba un vehículo pequeño, nuevamente que no fuese un “suv”, con cambio automático, un nivel de potencia en torno a los 100 caballos y, sobre todo, estable a alta velocidad, ya que por mi trabajo hago muchos kilómetros al día tanto en entorno urbano como en autopista. Tantos requisitos en este segmento dificulta la búsqueda porque la mayoría de los coches que cumplían con mis exigencias presentaban unos motores muy poco elásticos, con unas cifras de par muy discretas (incómodo en ciudad) y unos desarrollos del cambio tirando a cortos (molesto en autopista).

Por último, necesitaba un coche que, aún cumpliendo con mis expectativas en lo que se refiere a equipamiento, estuviese disponible para su entrega inmediata. Con esto, fui a ver el Audi A1 al concesionario, lo medité y al día siguiente me lo compré.

 

Swissvax: Que diferentes dificultades encuentras de un coche para el otro en el momento de mantenerlos?

Miguel: Debido al uso tan distinto que le doy a mis coches, hay una gran diferencia en lo que se refiere a su mantenimiento. Mientras que el BMW necesita desempolvarse de vez en cuando, el Audi requiere un poco más de atención que incluye lavado con agua a presión y aspirado semanal. Dejando de lado la frecuencia de lavado, la gran diferencia entre un coche y otro radica en el complicado diseño de los paragolpes del Audi y su carrocería bicolor. Como he comentado con humor con varios amigos, la persona que ha diseñado los paragolpes del Audi A1 no ha lavado ni encerado un coche en su vida!!! Ambos coches tienen paragolpes pintados, con inserciones plásticas, cromadas y con acabado “Piano Black”. Sin embargo, el complicado diseño de estas molduras en el Audi A1 hace que tanto las tareas previas de enmascarado como en las de retirada de producto sean complicadas y laboriosas. Respecto al BMW 328i GT detesto limpiar la parte interior del techo panorámico y de la luneta trasera por el gran tamaño de los vidrios.

 

Parte 2: ¿Que significa "Care for your Dream" para ti?

Miguel: Care for your Dream es para mí “Care for your life”. Yo no sueño con cuidar mi coche; yo lo hago.

Como he comentado anteriormente, tener el coche lo suficientemente limpio y brillante como para destacar entre el tráfico o como para que desconocidos me lo reconozcan y pidan consejo es el resultado final de un proceso que me gusta, me entretiene y me permite desconectar de los problemas del día a día. De hecho, es normal en mí que pase la semana planificando los cuidados que daré a mis “niños” cuando llegue el fin de semana. Para mí es fácil dividir el coche en “zonas temáticas” y pensar que es lo toca hacer. Si una semana toca cuero, unos días antes ya preparo la bolsa con los productos, aplicadores y toallas que voy a necesitar. Si toca plásticos hago lo mismo. Si toca cristales, entonces sí que en ocasiones me hago el remolón aunque al final acabo haciéndolo porque unas de las cosas que más detesto en un vehículo son los cristales sucios por su parte interior.
 
 
Care for your Dream, para mí, es contar con una fabricante de productos de primerísima calidad y con una gama amplia que abarque todas las superficies y todos los materiales de mis coches. Además considero imprescindible que estén distribuidos por una empresa seria, capaz de reconocer mis necesidades y de satisfacer mis dudas en lo que se refiere al uso y aplicación de sus productos. Nunca usaré un mal producto para cuidar mis coches pero tampoco uno del que no me hayan explicado correctamente cómo usarlo, por muy buenas críticas que tenga. Lógicamente, tampoco prestaré mucha atención a las explicaciones de alguien que no me dé la suficiente confianza.
Mantener limpio y cuidado el coche es algo que mucha gente considera una pérdida de tiempo, así que Care for your Dream incluye también el placer que me produce el reconocimiento a un trabajo bien hecho por parte de amigos o, en ocasiones, de desconocidos.
 
Swissvax: ¿Como has encontrado Swissvax y porque empezaste a usar nuestros Productos?
Miguel: Conozco la marca Swissvax desde hace unos quince años. Fue en la ciudad suiza de Carouge donde vi un pequeño taller de chapa y pintura que estaban usado productos Swissvax para el encerado de un coche antiguo. Ese mismo día, ya en Ginebra, buscando la tienda de la marca más icónica de navajas suizas en una conocida calle comercial de la zona de Rond-Point-de-Rive, vi un evento de coches clásicos patrocinado por Swissvax. Llegados a este punto, mi curiosidad y Google hicieron el resto, aunque reconozco que tardé unos meses en comprar mi primer producto Swissvax.
 
 
 

Swissvax: ¿Algún producto favorito en concreto que te encante?

Miguel: Siendo sincero no puedo decir que tenga un producto Swissvax favorito o que me guste más que otro; uso cada producto de acuerdo con la finalidad para que se ha fabricado y los resultados siempre han sido satisfactorios y no sólo en su conocida gama de ceras de carnauba natural. Me gusta mucho el acondicionador de plásticos Swissvax Protecton para el salpicadero y paneles interiores de puertas y el conjunto de toallas de microfibra Micro Glass Duo Set para la limpieza exterior de las lunas hace fácil un trabajo que yo siempre he considerado tedioso. 

  

Swissvax: Para terminar, te gustaría decir algo a los amantes del Detailing?

Miguel: Lo primero que le diría a cualquier interesado en la materia es que yo no me siento ni más “friky” ni más rarito que nadie por gustarme lavar el coche, por disfrutar hablando de ello o por comentar mis experiencias. Mucho menos por presumir de los resultados obtenidos, sobre todo cuando éstos son espectaculares. Reconozco que al principio me sentía molesto con ciertos comentarios que tendían a juzgar mi forma de “perder el tiempo” pero llega un momento en el que aprendí a pasar de todo.

Cuando yo estoy lavando el coche tengo claro que no molesto a nadie, ni siquiera saco el coche de su plaza para que ningún vecino tenga motivo de queja y, por no molestar, no pongo ni música. Dicho esto, si a mí me apetece pasar una tarde en el aparcamiento con mi “cajita mágica” y mis “niños” no veo por qué me voy a privar de hacerlo.

Ahora que ya he dejado claro que, si queremos hacerlo, podemos hacerlo, un segundo consejo que daría es tener mucho cuidado con YouTube, donde todo parece muy fácil. Respecto a esto, retomo lo dicho anteriormente y sólo puedo aconsejar acudir a profesionales, ya sean tiendas especializadas o centros de detallado, y no tener miedo a preguntar cualquier cosa; es normal tener dudas y miedo a estropear nuestros coches. Un buen profesional nos aconsejará cómo empezar a cuidar nuestros coches, qué productos usar y, con el paso del tiempo, como ir mejorando los resultados obtenidos.

 

Una vez que ya se tienen las ganas de cuidar el coche y los consejos adecuados, el siguiente paso es pensar por qué “zona temática” queremos empezar y adquirir los productos adecuados, con los correspondientes aplicadores y toallas de microfibra. Lo más habitual es comenzar con el abrillantado y protección de la carrocería y es justo reconocer que es casi imposible que el resultado sea bueno la primera vez que lo hacemos; al menos, esa ha sido mi experiencia.

Mi consejo en este sentido es que hasta que no obtengamos unos buenos resultados en la “zona temática” por la que hayamos comenzado no tengamos prisa por pasar a una segunda “zona temática”. Sé que en ocasiones, sobre todo cuando los resultados superan nuestras expectativas, puede resultar incluso adictivo, pero no hay prisa alguna y, al fin y al cabo, como más vamos a aprender es de nuestra propia experiencia.

Y por último, nunca dejéis un producto de detallado a nadie salvo que estéis totalmente seguros de que va a volver a vuestras manos. Esto también se aprende con el paso de los años…

Swissvax:  Te agradecemos tus palabras y te deseamos lo mejor y esperamos que sigas formando parte de la familia Swissvax – we care for your dream!

Producto añadido a tus favoritos
Product added to compare.

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas y que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.